Pequeñas formas: el piano

Durante esta época, el piano sufre un gran perfeccionamiento y progresos técnicos que lo hacen adecuado para expresar la fantasía, el virtuosismo, los matices dinámicos que necesitaban los compositores románticos. Por esta y otras razones, se convierte en el instrumento de moda: todas las familias con alguna posibilidad económica adquirían un piano; era el instrumento imprescindible en los salones de baile, cafeterías…

Para estas pequeñas salas de conciertos los compositores escribieron numerosas obras para piano. Uno de los compositores más destacados de este tipo de obras fue Fréderic Chopin. Aquí os dejo con dos obras suyas. La primera es un nocturno, una pieza que intenta recrear el ambiente de la noche, y la segunda un estudio, es decir, una pieza con la que se pretendía dominar una dificultad técnica de interpretación.

F. Chopin: Nocturno op.9 nº2

F. Chopin: Estudio op.10 nº12 (“Revolucionario”)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s